Vísteme despacio que tengo prisa

“Vísteme despacio que tengo prisa” dice siempre mi madre cuando hay poco tiempo y muchas cosas que hacer.

Cuando intentamos hacer las cosas rápido cometemos errores o surgen imprevistos que no tenemos tiempo de afrontar, nos frustramos porque “no llegamos” y eso nos altera.

Cada cosa tiene su ritmo, su tiempo, su proceso. No podemos pretender que la lavadora termine antes, si adelantamos el programa por que no nos da tiempo a tender antes de salir de casa, seguramente no obtengamos ropa limpia.   Y tengamos que volver a lavar. ¿Hemos ganado tiempo? ¿el resultado ha sido bueno?

Y además la lavadora sufre porque tiene que hacer doble trabajo. Sé que eres inteligente y que has entendido que la lavadora es una metáfora de como funciona un niño.

Cada niño viene con su programa de lavado (aprendizaje) y al igual que las lavadoras hay que saber cual son las instrucciones de uso.

skateboard-331751_1920

El problema está que en el paritorio no te dan un libro de como y cuando hacer las cosas con el bebe que acaba de llegar.

Tenemos que aprender a observar y a interpretar las señales que nos manda el niño para criarle de forma adecuada.

También podemos informarnos y formarnos para esta labor, no siempre gratificante, para llegar a nuestras propias conclusiones que cual es la mejor forma de criar a nuestros cachorros.

Dependiendo de la marca y modelo de cada lavadora, ésta funciona de una manera u otra. No lo podemos cambiar, viene así de fábrica. Lo que si podemos hacer es usarla de forma adecuada, utilizar un buen detergente y suavizante para que el resultado sea mejor.

Si entendemos que los niños tienen un ritmo de desarrollo y un modo de aprender (particular en cada caso) podremos ayudarles a convertirse en adultos independientes, capaces y felices. Disfrutando del proceso y viviéndolo desde nuestra propia felicidad.

Estamos preparando un seminario donde te hablaremos de este tema y te daremos herramientas para lograr que tus hijos se conviertan en adultos sanos y que tu no pierdas “la cordura” en el proceso.

Te recomiendo que estés atento/a al boletín de Renovatio donde recibirás más información al respecto.

Si aún no lo recibes, puedes inscribirte aquí

Cristina Núñez

untitled

2 thoughts on “Vísteme despacio que tengo prisa

  1. Vuestro aporte destaca un enfoque que considero primordial .Observemos cuidadosamente al niño desde pequeñito,él nos hará saber quién es y cómo está abordando su entrada a esta vida utilizando sus dones para asegurar su subsistencia en primer lugar.No nos apresuremos a culturalizarlo para que pueda manifestarse y podamos luego,con todo respeto, cariño y cuidado acompañarlo .Agradezco vuestro aporte y la oportunidad de manifestarme.

Deja un comentario