Yo fui fan de supernanny

Soy Cristina Núñez, una tercera parte de Renovatio. En otros post hasta el final no se sabe quien ha escrito el artículo, pero hoy he creído necesario que me identifiquéis desde el principio por que voy a hacer una confesión (aunque ya lo he dicho en el título del post):

YO FUI FAN DE SUPERNANNY

YO FUI FAN DE SUPERNANNY

 

Y no sólo fui fan: quería ser Supernanny. Admiraba lo claro que tenía las cosas como hay que actuar según en que situación.

Admiraba que ayudaba y apoyaba a las familias.

Admiraba los resultados y los «beneficios» tan buenos y rápidos que se obtenían.

En aquel tiempo mi recomendación estrella era: «No atiendas las conductas que no quieras que se repitan».

COMO HA CAMBIADO EL CUENTO

Con mi proceso de formación y transformación como educadora me he dado cuenta que Supernanny es un ídolo de pies de barro. Sobre todo cuando aprendí y comprendí las consecuencias a largo plazo que tiene educar de esta manera. El tema de las consecuencias lo dejo para otro artículo, hoy quiero centrarme en daros mis razones por las que ya no me considero fan de Supernanny, si no todo lo contrario:

  1. En la introducción de programa se presenta y «define» al niño protagonista del capítulo como un pequeño monstruo al que hay que domar. (Giovanni y Sandro: pequeños tiranos, Daniel, Cristian y Samara, unos niños inquietos que desesperan a sus padres, Miguel: un niño muy pegón, Hugo y Carla, dos niños muy rebeldes…) Todos estos ejemplos son reales, lo primero que se hace es etiquetar al niño y culpabilizarle de la situación familiar.
  1. El único objetivo que persigue el programa, a parte del morbo que suscita entrar en una casa y ver los problemas domésticos desde la primera fila, es tener niños obedientes y sumisos bajo la autoridad del adulto.

cotilla-investigacion

  1. Casi en el 100 % de los casos se culpabiliza al niño de la situación, los padres son los sufridores de los comportamientos del niño. ¿Será que no se molesta en ahondar en que la forma de tratar y cubrir las necesidades del niño por parte de los padres puede ser la causante de la situación familiar?

 

  1. No se atiende ni se profundiza, ni siquiera se tiene en cuenta, las emociones del niños. ¿Qué necesita? ¿Por qué se comporta así? Siempre hay una carencia y una razón válida para ellos aunque los adultos no la sepamos identificar

image

  1. Los padres no aprenden a entender y empatizar con los niños, lo único que les preocupa es la conducta, no las emociones que sienten sus hijos.

Captura-de-pantalla-2015-09-04-a-las-17.28.27-886x520

  1. Los padres no aprenden a escuchar y a dialogar con sus hijos, sólo aprenden a ejercer su autoridad y sus normas, sin tener en cuenta la opinión o las necesidades de los hijos.

 

  1. La experta no muestra un ápice de empatía ni con los padres ni con los niños, su comunicación verbal y no verbal sería la misma si el tema del programa fueran los tornillos y las arandelas.

 

  1. Se deja solo al niño cuando más necesita sentirse más querido y aceptado por su familia.

rabietas-niños

  1. Las rabietas, enfados y protestas del niño se toman como algo antinatural que hay que erradicar cuanto antes y de raíz, sin entender ni explicar que es una etapa normal y necesaria para la formación de la personalidad del niño.

rabietas3

  1. Para cambiar la forma de comportarse del niño se utilizan métodos conductistas, como la retirada de cariño y la economía de fichas. Sin entrar en las necesidades emocionales del niño.Supernanny-ensena-funciona-sistema-puntos_MDSVID20091022_0023_3

No se si este post será bien acogido por nuestros lectores. Lo que si se es que quería contar mi experiencia, para que los que han vivido o están viviendo está situación en la crianza de sus hijos, sepan que no son los únicos, que se puede aprender y mejorar y que si yo supe: tú también puedes evolucionar y aprender a ser una mejor educadora respetuosa y eficaz.

Cristina Núñez

circulocristina