Los cimientos para la construcción de una buena vida

Como padres y educadores queremos los mejor para los niños, queremos que tengan una buena vida, un buen trabajo, que sean buenas personas y sobre todas las cosas: queremos que sean felices.

Para ayudarles en esta difícil tarea les enseñamos que la vida es esfuerzo y perseverancia. Les apuntamos a clases de idiomas, apoyo al estudio, les pagamos la universidad… porqué queremos lo mejor para ellos.

Entendemos que la escuela desde su ciclo de primaria es vital para que sean «alguien» en la vida

Pero quizá ya sea tarde, quizá hubiera sido más fácil y certera nuestra aportación si hubiéramos tenido más en cuenta la etapa más vital de sus vidas: la primera infancia.

Entre los 0 y los 6 años se crean las bases para futuros aprendizajes, se forma su personalidad, su percepción de la vida, de los demás y de si mismos, su cerebro se desarrolla a un ritmo que jamás volverá a tener.

«los primeros años son un compendio concentrado en el que el cerebro establece conexiones a la mayor velocidad de crecimiento que jamás volverá a alcanzar. ¡Duplica su tamaño!»

Eduard Punset.

Si importante es la etapa hasta los 6 años, más vital es la etapa hasta los 2 años. En esta ilustración se aprecia el ritmo de desarrollo y la complejidad de las conexiones neuronales.

el-cerebro-del-niño-estimulacion

En esta otra vemos el gráfico del desarrollo de algunas funciones vitales para el ser humano como las funciones cognitivas o el lenguaje. se aprecia como la tendencia de desarrollo ascendente empieza a decaer a partir de los 2 años.

foto1

¿Somos conscientes de la importancia de esta etapa para el resto de la vida de un niño?

¿Hacemos todo lo necesario y posible para que el niño desarrolle al máximo todos sus potenciales?

 

1

Cristina Núñez

untitled

Preparados para el futuro: fomentemos la creatividad

Todos los los que estamos implicados en el tema de la educación, nos llegamos a plantear en algún momento la siguiente pregunta.

¿Realmente la escuela prepara a los niños para lo que les espera en el futuro?

Cuando me hice esta pregunta y reflexioné sobre ella, llegué a la conclusión de que NO. La escuela, el sistema educativo actual, no prepara a los niños para lo que el futuro les depara.

El eje de mi conclusión fue que la escuela institucional mata la creatividad con actividades dirigidas y respuestas dadas. No deja que los niños encuentren las soluciones y las explicaciones de las cosas. No les deja experimentar, es todo muy teórico y abstracto, en lugar de ser práctico y vivencial (tal y como la neurociencia indica que es el aprendizaje).

kids-1093758_1920

Si la creatividad se mata, los jóvenes y adultos del mañana no serán capaces de afrontar los nuevos retos que se nos plantean. No serán capaces de dar soluciones a los problemas con los que nos encontramos.

Ser creativo significa ser resolutivo. Ser creativo es ser capaz de dar una solución a un problema partiendo de los recursos con los que me encuentro.

Hay que fomentar la creatividad en nuestros niños, dejarles que piensen e ideen sus propias soluciones, que las comprueben y verifiquen.

Una persona creativa es capaz de ver el mundo desde distintos puntos de vista, lo que la hace estar preparada para afrontar cualquier situación que se encuentre. Esto es muy importante para poder ser feliz y libre, que es lo que en definitiva queremos que sean nuestros niños.

Fomentemos la creatividad en todos los ámbitos de la vida de nuestros niños para que estén preparados para el futuro.

firmaNaranja

circuloMayte

La creatividad tan importante como leer y escribir

El Homo Sapiens desde su aparición en este mundo hace aproximadamente 200.000 años ha evolucionado, mejorado e innovado hasta llegar al nivel tecnológico actual.

Mucho hemos cambiado desde que nuestra especie cazaba y recolectaba para sobrevivir, hasta llegar a la sociedad compleja y llena de avances de hoy en día.

Todos esos cambios, todos esos avances se deben a muchos factores: la capacidad de comunicación y de transmitir conocimientos, la capacidad para usar herramientas, la capacidad de adaptación incluso la casualidad ha aportado a mejorar y avanzar.

Pero la razón principal es la capacidad de crear, innovar y transformar. Sin innovación, sin creatividad para innovar, característica propia del ser humano, no hubiéramos podido avanzar y evolucionar en relativamente poco tiempo.

Estamos capacitados de forma innata para inventar y diseñar cosas totalmente nuevas, para unir conceptos existentes y transformarlos en cosas nuevas y diferentes.

En la sociedad actual nos vemos obligados a evolucionar, cambiar y adaptarnos a todos los cambios que  la sociedad impone, esta sociedad de las prisas y el estrés.

El ser humano nace con esa capacidad: la de ser creativo e innovador, nuestros niños nacen con esa capacidad, pero no basta con eso, hay que ayudar a desarrollarla y potenciarla.

light-bulbs-1125016_1920

Esa es una de las labores que tenemos los adultos: poner todos nuestros conocimientos y herramientas disponibles para que los adultos del futuro sean capaces de sobrevivir y vivir en un mundo incierto y cambiante.

Necesitan ser creativos, capaces de buscar soluciones nuevas a nuevos problemas y retos. Capaces de buscar mejores soluciones a problemas viejos.

Es necesario, diría que imprescindible, que las familias, las escuelas, la sociedad en general trabajemos juntos y coordinados en esa dirección.

Para potenciar la creatividad de  los niños hay que cambiar las viejas metodologías, las viejas formas de pensar para no lastimarla.

De forma inconsciente los adultos no estamos preparados para que las cosas se hagan de otra manera, muchas veces nos resistimos  a los cambios. No estamos preparados para aceptar que un mismo problema puede tener varias soluciones y todas ellas efectivas y válidas.

gears-776679_1920

Tenemos que hacer un gran trabajo de reflexión, introspección y cambio de nuestra mentalidad para ayudar que no se apague la creatividad de los niños, capacidad fundamental para la supervivencia de nuestra especie.

Cristina Núñez

untitled