4 claves para entender a tu hij@

Entender a un niño es muy complicado, entender que necesita, por qué hace lo que hace y dice lo que dice, entender sus motivaciones e inquietudes, lo que piensa y siente. ¿Te pasa algo parecido? ¿no entiendes a tu hij@?

No se puede ir a una librería y pedir un libro de instrucciones para tu hijo, no existe. El único que te puede guiar en la tarea de criar a tu hijo es tu propio hijo. Es un libro difícil de leer, de descifrar, interpretar y comprender.

Necesitas dos cosas principalmente para interpretar a tu hijo: Recordar cuando fuiste niña, si no te ayuda a entenderlo si que te ayudará a saber que es normal lo que hace, aunque desde los ojos de adulto se vea estresante, absurdo e irritante el mundo infantil.

Al no recordar que hacíamos de niñas es complicado comprender que todo tiene un porque, una motivación y un objetivo.

Los niños tienen necesidades, en la mayoría de las ocasiones diferentes a las de los adultos y nos cuesta identificarlas. Además, para cada niño esas necesidades son diferentes, un niño no es igual que otro niño. Si son similares pero no iguales, y eso es algo que cuesta comprender.

Sí quieres saber entender a tu hijo y que es exactamente lo que necesita sólo tienes que observarle con un poco de atención y con la mente despejada de prejuicios.

4 claves para observar y entender a tu hijo:

1. Necesitas tiempo para observar

Necesitas información, cuanta más mejor y la única forma de conseguirla es pasando tiempo con tu hijo con los ojos muy abiertos analizando el porqué de lo que hace y necesita, así aprenderás que le gusta, que le interesa, que le motiva en cada momento.

Se sentirá acompañado y valorado, será importante para tener una autoestima y un desarrollo sano y educado.

Además, estrecharás y reforzarás la relación con él ya que al interesarte por sus cosas se sentirá querido, comprendido y que él y sus cosas son importantes para ti.

2. Necesitas entender que todo lo que hace tiene un fin

Cada acción que hace tiene una motivación, no está dejado al azar o al capricho. Cada acción responde a un plan trazado en miles de años de evolución: su programa natural de aprendizaje.

Los niños, todos los niños sienten un impulso de exploración, investigación y experimentación. Es su forma de aprender y comprender las cosas que le rodean, quieren comprobar hasta donde llegan sus posibilidades y capacidades.

Quieren aprender, quieren saber cómo funcionan las cosas, quieren saber hasta dónde llegan sus posibilidades y capacidades, necesitan comprender y asimilar como funciona el mundo.

3. Necesitas entender que aprende con lo que hace

Su naturaleza les guía con el único objetivo de sobrevivir y para ello necesitan ser seres autónomos y capaces. Este objetivo vital es el fin último de todas sus acciones. No lo olvides.

Es necesario que aprendas a observar y entender que todo lo que hace y como lo hace tiene un objetivo.

4. Necesitas entender que disfruta con lo que hace

Y que eso es lo único que le importa, la naturaleza es muy sabia y sabe hacer las cosas muy bien y para que los seres humanos hagamos lo que debemos de hacer nos dota de una emoción: el placer.

Así la naturaleza se asegura que lo hacemos, se asegura que sobrevivimos. Nos dota de mecanismos que nos impulsan a jugar por el simple hecho del placer que proporciona, por esta razón los niños sienten un impulso irrefrenable de juego en todo momento y en cualquier lugar

Además, no cualquier juego les atrae. Juegan y experimentan exactamente lo que les hace aprender, lo que están preparados y capacitados para aprender.

Os pongo un ejemplo cuando un bebé aprende a coger algo con las manos y sobre todo si está en un lugar alto como la trona o el cochecito insistentemente lo lanza al suelo una y otra vez ¿que está aprendiendo con eso? a abrir y cerrar la mano de forma voluntaria, a perfeccionar la capacidad de seguir con la vista un objeto en movimiento desarrollar su capacidad espacial aprender cómo funciona la ley de la gravedad y un largo etcétera

Si en este caso somos capaces de entender el porque lo hace nos parecerá menos irritante tener que recoger una y otra vez cosas del suelo, veremos una utilidad y una razón.

 

Cristina Núñez

circulocristina

Como ser efectivo al implantar una nueva rutina

Tu hijo crece día a día y con su desarrollo y madurez cambian sus necesidades y por lo tanto se hace imprescindible ajustar nuestras actividades diarias para dar a tu hijo lo que necesita en cada momento.

Es evidente que las necesidades de un bebe no son las mismas que las de un niño de 2 años. Cada salto evolutivo suele ser una fuente de conflictos y un estrés para las familias, ya que lo que antes funcionaba a la perfección, de un día para otro, ya no es efectivo.

Muchas veces no sabemos qué o como adaptarnos a las nuevas circunstancias para que todo vuelva a ir rodado.

Hoy queremos darte algunas indicaciones para que logres introducir cambios, logrando los objetivos que te hayas marcado.

1 NO PONGAS TODO PATAS ARRIBA

Introducir cambios en una rutina o en la vida en general, sea de un adulto o de un niño tiene un coste.

Si el coste es muy alto porque hay muchas cosas nuevas que hay que hacer de forma consciente, supone un gran esfuerzo e inconscientemente nos bloqueamos y nos resistimos a esos cambios, con lo que tenemos muchas probabilidades de fracasar.

Los cambios hay que introducirlos de poco en poco, mejor de uno en uno si es posible. Observando y evaluando si son positivos y si funcionan. Ajustándolos o cambiándolos si no funcionan.

2. PERDONA Y PERDÓNATE LOS ERRORES

Por la educación que hemos recibido, en general, tendemos a resaltar y dar importancia sólo a los errores que se comete, pasando por alto todos los logros obtenidos.

Es muy importante que seas consciente de los aciertos y logros , por pequeños que sean. Incluso el intento de hacer las cosas debe ser valorado.

No quedarse anclada en los errores  que cometes o que comete tu hij@ es indispensable para que os sintáis validos y capaces.

Tu hij@ debe sentir que es capaz, que sienta que confías en él y para ello primero tienes que perdonarte y perdonar los despistes y errores,  nadie es perfecto!!! NADIE!!!

3. BUSCA LA FORMA DE SER PERSEVERANTE

Este es el secreto para introducir de forma satisfactoria cambios en la rutina diaria.

Tienes que encontrar la forma de recordaros y motivaros en cada cosa nueva que tenéis que hacer.

Tienes que encontrar vuestro método particular y especial, el que os funcione a vosotros, el que os guste y os motive.

 

Cristina Núñez

circulocristina

 

 

tu también puedes tener niñ@s organizad@s

Muchas veces nos ponemos excusas para no cambiar nuestras rutinas y nuestra forma de vivir: “No voy a ser capaz” “llevo demasiado tiempo haciendo lo mismo” “no me voy a adaptar” “no voy a lograrlo” “no va a servir para nada”…

¿A que te suenan? Todos estos argumentos nos sirven para autoconvencernos de que la decisión, de no tomar nuevos retos, es lo mejor. Aunque de forma racional sabemos que no es así.

Nuestro cerebro nos convence, nos motiva y nos recompensa para no cambiar, él funciona bien así y los cambios gastan mucha energía.

El cerebro se resiste a los cambios con todas sus las herramientas a su alcance y por eso es tan complicado y hace falta mucha fuerza de voluntad para cambiar hábitos poco beneficiosos.

La buena noticia es que el cerebro tiene una característica muy importante: LA PLASTICIDAD. El cerebro puede cambiar, puede aprender independientemente de la edad que tengamos. Puede reescribir sus conexiones y generar nuevos hábitos.

Hay muchos ejemplos de personas que han logrado sus metas incluso cuando son ancianas. Hace poco saltaba la noticia de una mujer de 94 años que se licenciaba en química 75 años después de empezar la carrera.

Si Fernanda pudo lograr su objetivo, ¿por qué tú no?

Estoy segura que tienes la capacidad aunque no lo sepas o no lo creas, quizá te falten las herramientas adecuadas, pero estas se pueden conseguir.

Lo más importante para lograr los objetivos que te propongas es comenzar con actitud positiva y convencida que lo vas a conseguir.

También es importante que seas realista y que estés preparada para afrontar las dificultades que se presentarán, porque se presentarán en el 99.9 % de los casos.

Respecto a los cambios que estén relacionados con tus hijos, tu actitud y tu confianza en que lo lograrán, en que lo lograreis juntos es indispensable.

Una vez estés convencida de que vas a emprender un proceso del que terminarás victoriosa, es necesario que reflexiones sobre que es lo que necesitas para lograrlo, que recursos necesitarás y donde encontrarlos si aún no los tienes.

Si te hallas en ese punto: Quieres cambiar tu forma de criar, o de organizarte, o de enseñar a tus hijos a ser organizados, pero no sabes como hacerlo, en RENOVATIO queremos y podemos ayudarte.

Cristina Núñez

circulocristina

Te pasa esto a ti?

Como madres y educadoras, somos conscientes de que cuando uno de nuestr@s niñ@s tiene este tipo de reacciones explosivas nos sentimos mal y queremos que se sienta mejor.

Apúntate a nuestro próximo seminario online y te ayudaremos a manejar estas situaciones.

Aprende a manejar las reacciones explosivas de tu hijo
Aprende a manejar las reacciones explosivas de tu hijo

Pincha en la imagen para acceder a toda la información del seminario y apuntarte.