Que no es autoritarismo

Hace unos días escribía una estrada para describir que es autoritarismo. Hoy quiero hablarte sobre lo que parece autoritarismo y no lo es.

Existen muchas formas de clasificar los estilos de crianza, uno de ellos tiene en cuenta la relación de los miembros de la familia, la jerarquía existente.

La familia permisiva es cuando la mama y/o el papa no ejercen control sobre los hijos, no ponen ningún tipo de límites o normas. Si que hay un cierto interés mal entendido por cumplir todos los deseos del niño. Este modelo tiene una estructura jerarquizada vertical donde los niños estarían arriba ejerciendo el control y los adultos abajo.

La familia autoritaria como su propio nombre indica es donde el/los adulto/s  ejercen la autoridad sobre los niños, a través del poder y la experiencia. Este rol puede ser desempeñado por el papá, la mamá o ambos. La motivación es el miedo al castigo, a la no obtención de una recompensa o el cariño de los padres o la retirada del mismo. Este modelo tiene una estructura jerarquizada vertical donde los adultos estaría arriba y los niños abajo.

La familia responsable- democrática  Donde todos los miembros de la familia tienen los mismos derechos y deberes, teniendo en cuenta el rol y las capacidades de cada uno.

Los adultos tienen la obligación de poner límites, enseñar normas de convivencia, acompañar en los aprendizajes. Los niños aprenden límites y normas a través del respeto, la comunicación y la práctica.

Hay muchas personas que creen que la crianza respetuosa, las pedagogías alternativas, la locas de la teta… es dejar a los niños en libertad, sin normas, ni control. Dejando toda la responsabilidad de sus actos a los niños sin enseñar, guiar y acompañar. Y NADA MÁS LEJOS DE  LA REALIDAD.

Se enseña pero con respeto, se guía pero con respeto, se acompaña pero con respeto. ¿Respeto a qué? A sus necesidades, ritmos de desarrollo, capacidades, gustos e intereses.

Es una creencia errónea ya que la crianza de verdad es la que enseña a través del cariño, la observación y la empatía las herramientas para desenvolverse y vivir en colectividad.

El niño aprende a relacionarse con los demás a través del control externo al principio para terminar relacionándose desde su propio autocontrol.

Donde las normas no se imponen por medios no respetuosos (premios, castigos, chantajes, manipulaciones…) sino con acompañamiento y recursos para que los propios niños las interioricen de forma natural en situaciones reales.

La jerarquía es horizontal donde nadie es más que nadie y todos cumplen su papel y respetan a los demás integrantes de la familia.

NO ES AUTORITARISMO marcar límites claros y definidos.

NO ES AUTORITARISMO marcar normas de convivencia, beneficiosas para todos.

NO ES AUTORITARISMO explicar el por qué no se puede o no se debe hacer algo que pueda perjudicar o dañar a uno mismo o a los demás.

NO ES AUTORITARISMO dar libertad de acción y movimiento respetando a los demás.

NO ES AUTORITARISMO escuchar al que tienes enfrente, respetar su forma de pensar y actuar siempre que se respete a los demás.

NO ES AUTORITARISMO impedir que se haga daño a él mismo, a los demás y al entorno.

NO ES AUTORITARISMO pensar que no siempre se tiene la razón y reconocerlo.

NO ES AUTORITARISMO pedir perdón.

NO ES AUTORITARISMO pensar que los demás, aunque piensen diferente a ti, pueden no estás equivocados.

 

Cristina Núñez

circulocristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *