Poner límites es respetar

Cuando hablamos de crianza respetuosa, una duda muy recurrente es si es respetuoso con el/la niño/a poner límites.  Parece que hay confusión respecto a esta cuestión y, realmente es algo que tendría que estar bastante claro desde el principio.

Desde aquí, y para que no quede duda, te decimos que

PONER LÍMITES EN LA CRIANZA ES NECESARIO

Pero ¿qué límites hay que poner?

En  realidad sólo son necesarios unos pocos, pero que sean claros y ajustados a la edad del/la niño/a.

Estos son los límites que yo pongo en mi casa y que tenemos todos los miembros de la familia:

1. Debemos respetarnos los unos a los otros:

Empezando por la manera de hablarnos: sin gritos, sin insultos, con moderación.

2. No se puede hacer daño a nadie ni a nosotros mismos:

En mi casa está totalmente prohibido pegar, herir o maltratar. No se permite a NADIE. Ni pequeños ni mayores.

Tampoco se puede realizar ningún acto que ponga en peligro la vida propia ni la del resto.

3. Hay que respetar el entorno:

A todos nos gusta que las cosas estén en su sitio y todo limpio, así que debemos recoger y realizar nuestras tareas asignadas.

En realidad son simplemente tres, pero que son muy claros y concisos, y todos los miembros de la familia pueden comprenderlos y deben aplicarlos.

Y ¿desde qué edad deben establecerse estos límites?

Desde siempre, a todas las edades, sin esperar a ningún momento.

Obviamente a tu bebé no puedes decirle que cumpla con estos límites, pero sí puedes tratarlo de manera que crezca teniéndolos claros e interiorizándolos como algo necesario.

Con l@s niñ@s pequeñ@s tendrás que verbalizarlo muchas veces, aunque hayan crecido siendo respetados y con estos límites establecidos y claros, pero necesitan aprender y saber hasta dónde pueden llegar con sus actos, así que no queda más que repetir y repetir con mucha paciencia.

Si estos límites quedan claros desde pequeñ@s, al ir haciéndose mayores, tus hij@s los tendrán tan claros que te evitarás muchos problemas de conducta que atormentan a madres y padres de adolescentes, entre otras muchas cosas.

¿Qué límites pones tú?

Mayte F. Lurbe

Guardar

4 thoughts on “Poner límites es respetar

  1. Hola!!
    Los límites en nuestra casa son iguales que en la tuya. Lo único que me cuesta es qué hacer cuando se quebrantan dichos límites. me cuesta mucho encontrar una consecuencia natural y tiendo a ver sólo castigos. Tendré que trabajar esto pero , alguna sugerencia??
    Gracias por vuestro maravilloso trabajo

    1. Hola Carmen! Cuando se intentan sobrepasar los limites que hemos impuestos hay que se tajante y evitar el peligro. Te pongo un ejemplo, imagínate que tu hijo quiere subirse y asomarse a una ventana. No se trata de castigarlo por hacerlo o por intentarlo. Lo bajarías rápidamente, sin gritos ni sobresaltos, le explicarías el peligro, y acto seguido tomarías las medidas de seguridad ( lo ideal es que se hubieran puesto antes) para que no se vuelva a subir. Pues este ejemplo lo puedes aplicar a todas las situaciones: Primero velas por su seguridad, después le explicas el por qué e intentas que lo entienda y por ultimo, aceptas que todo aprendizaje lleva un proceso y mientra lo entiende, tú tomas las medidas oportunas para que no vuelva a ocurrir. Espero haberte sido de ayuda. Mil gracias por comentar. Un abrazo !!

Deja un comentario