No me dejes llorar

Mucho se ha escrito sobre si hay que dejar llorar o no a los bebes o a los niños. Hay grandes defensores de no atender el llanto del bebe y grandes detractores que aconsejan atender y consolar.

Cada uno tenemos formado nuestra propia opinión en base a nuestros conocimientos, experiencias y recuerdos. Y partiendo desde esa opinión actuamos en consecuencia, muchas veces sin reflexionar o valorar la situación.

Un bebe al nacer y durante mucho tiempo (hasta que adquiere el lenguaje y la capacidad de comunicarse) sólo tiene una forma de comunicarse: el llanto.

Con el llanto el bebe nos esa diciendo que tiene una necesidad, ellos ni siquiera saben el que, sólo saben que no se encuentran bien y espera que otros (el cuidador) les ayude a encontrarse bien, a conseguir el equilibrio (homeostasis). Sólo por esa razón reclaman nuestra atención y nuestros cuidados, para que cumplamos con nuestro papel: cuidar por la supervivencia del bebe.

Dejar llorar aparentemente parece que funciona, tarde o temprano el bebe se adaptará a la nueva situación (dormir solo por ejemplo) o por agotamiento, dejará de llorar.

Parece que funciona, pero en ese proceso de adaptación ¿qué precio está pagando? ¿qué es lo que realmente está aprendiendo? ¿ayuda a su desarrollo? ¿qué consecuencias tendrá en el futuro?

Veamos:

Los bebes o los niños lloran por que tienen una necesidad (hambre, frio, dolor, contacto, miedo, sueño…) o quieren exteriorizar una emoción y no saben cómo.

baby-878770_1280

Intentemos ponernos en su lugar: Tengo hambre pero no tengo posibilidad de obtener comida por mí misma, no tengo dinero y estoy lejos de casa. Pido prestado a las personas que tengo a mi alrededor, personas que me quieren que me conocen pero no obtengo respuesta.

Después de muchos intentos, estoy cansada y dejo de pedir ¿Qué he aprendido? que así no solucionaré mi problema y me siento desilusionada por que las personas que conozco y aprecio no me han ayudado cuando lo he necesitado.

¿He cubierto mi necesidad? NO

¿Los demás creen que ya estoy bien por qué he dejado de pedir? SI

Lo más importante que aprendo en esta situación es que mis necesidades no importan porque nadie hace nada por ayudarme, que no les interesan, si mis necesidades no importan yo no importo, que no tengo la capacidad y merezco que los demás hagan cosas por mí.

¿cuál es la última consecuencia? que la próxima vez que necesite algo no lo pediré, ¿para qué? si no voy a conseguir nada, si no es importante, si no lo merezco.

Si esta situación se repite muchas veces mi autoestima se sentirá seriamente dañada y será difícil que vuelva a tener un buen estado.

No voy a entrar a valorar ni describir que es lo que pasa en el cerebro en estas situaciones, que le ocurre si no se cubren las necesidades. Si quieres saber que ocurre puedes leer este artículo:

Explicación científica, cómo reacciona el cerebro y sus consecuencias al dejar llorar a un bebé

post-29-3

Otra reflexión que hago es: Sí cuando veo a llorar a otro adulto de mi familia o mi círculo de amigos, incluso sólo conocido, me preocupo , le intento ayudar y si no puedo hacer nada al menos le consuelo y acompaño, ¿por qué no lo hago con un niño, con mi niño? ¿Por qué vemos tan normal no atenderlo ni consolarlo? ¿tiene menos derechos? ¿se lo merecen menos? ¿o lo necesitan más?

REFLEXIONEMOS.

Si quieres puedes dejar tu comentario, en esta página, sobre este tema o déjarnos un mensaje en facebook o twitter.

Cristina Núñez

circulocristina

Deja un comentario