¿Esclavos del reloj?

Tenemos mil y una cosas que hacer y a veces si no las tenemos ya nos ocupamos nosotros solos de buscarlas. Hay que atender el trabajo, la casa, nuestra vida social …. y vamos esclavos del reloj.

El problema es que nuestros hijos también son esclavos del reloj, y demasiadas veces no pueden seguir el ritmo. Y si lo hacen no podemos pedirles que además lo hagan sin refunfuñar y con una sonrisa

  • Ahora toca levantarse ( tengo sueño !!)
  • ahora toca vestirse y desayunar corriendo ( quiero jugar !)
  • Ya han pasado los 50 minutos de clase , hay que cambiar de actividad ( ahora que empezaba a entenderlo …)
  • Solo hay 30 minutos para el recreo,  los cuales usan en parte para almorzar.( Necesito correr !!!)
  • En casa hay que comer a esta hora, porque hay que llegar a las extraescolares. ( pero si ahora no tengo hambre…)
  • Dientes !! ( que aburrido)
  • Hay que hacer deberes ( llevo 5 horas haciendo lo mismo ¿y quieres que siga ?)
  • por fin !! un ratito de juego …. pero ( que cortito !!)
  • Duchas, cenas, cuento ( esto sí me gusta )
  • Pipí , dientes !!! ( vale…)
  • A dormir a la de ya !! ( si, espera que te tengo que contar un montón de cosas y no me ha dado tiempo !)

Y vamos empujándolos de una actividad a otra sin darnos cuenta . Y lo peor de todo es que si no cumplen nuestra horario , si se entretienen con una mosca, si reclaman su necesidad de juego a cada rato y no cumplen nuestras ordenes …. es que son niños malos, o maleducados, o traviesos. Son niños !!

Una persona me dijo hace poco que hoy en día es muy difícil ser niño , y no sabes cuanta razón tiene. ( un saludo desde aquí Belén)

Porque los niños tienen unas necesidades muy diferentes a la nuestras .

Para ellos es mucho más importante el juego que el orden; el tiempo lento , que mil actividades; el hoy y el ahora , en vez de … para que tengas una buena preparación en el futuro vas a ir a clases de …

Intenta pararte por un momento y recordar como eras TÚ , cuando eras niño.

 

¿Siempre tenías ordenada la habitación o era más bien una leonera?

¿No se te olvidó nunca el almuerzo ?

Te encantaba hacer los deberes ¿ a que sí? ( sarcasmo obvio)

 

Imagino que igual que todos lo niños , no eras una niño o niña perfectos, de esos que no molestan claro.

Pues no le pidas peras al olmo. Ponte en la piel del niño y ayúdale a crecer, a sentir el porqué de las cosas .

Respeta sus ritmos, sus intereses, simplifica todo lo que puedas .  Ya … Ya se que no es fácil, a mí es a la primera que me cuesta un montón no estar en 27 saraos diferentes , y sé que aún tengo que simplificar mucho más .

Pero pienso que solo serán unos años, y que después los bonitos recuerdos se desvanecerán como la espuma del mar.

 

Estamos preparando algo que te encantará. Atenta !!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *