¿Esclavos del reloj?

Tenemos mil y una cosas que hacer y a veces si no las tenemos ya nos ocupamos nosotros solos de buscarlas. Hay que atender el trabajo, la casa, nuestra vida social …. y vamos esclavos del reloj.

El problema es que nuestros hijos también son esclavos del reloj, y demasiadas veces no pueden seguir el ritmo. Y si lo hacen no podemos pedirles que además lo hagan sin refunfuñar y con una sonrisa

  • Ahora toca levantarse ( tengo sueño !!)
  • ahora toca vestirse y desayunar corriendo ( quiero jugar !)
  • Ya han pasado los 50 minutos de clase , hay que cambiar de actividad ( ahora que empezaba a entenderlo …)
  • Solo hay 30 minutos para el recreo,  los cuales usan en parte para almorzar.( Necesito correr !!!)
  • En casa hay que comer a esta hora, porque hay que llegar a las extraescolares. ( pero si ahora no tengo hambre…)
  • Dientes !! ( que aburrido)
  • Hay que hacer deberes ( llevo 5 horas haciendo lo mismo ¿y quieres que siga ?)
  • por fin !! un ratito de juego …. pero ( que cortito !!)
  • Duchas, cenas, cuento ( esto sí me gusta )
  • Pipí , dientes !!! ( vale…)
  • A dormir a la de ya !! ( si, espera que te tengo que contar un montón de cosas y no me ha dado tiempo !)

Y vamos empujándolos de una actividad a otra sin darnos cuenta . Y lo peor de todo es que si no cumplen nuestra horario , si se entretienen con una mosca, si reclaman su necesidad de juego a cada rato y no cumplen nuestras ordenes …. es que son niños malos, o maleducados, o traviesos. Son niños !!

Una persona me dijo hace poco que hoy en día es muy difícil ser niño , y no sabes cuanta razón tiene. ( un saludo desde aquí Belén)

Porque los niños tienen unas necesidades muy diferentes a la nuestras .

Para ellos es mucho más importante el juego que el orden; el tiempo lento , que mil actividades; el hoy y el ahora , en vez de … para que tengas una buena preparación en el futuro vas a ir a clases de …

Intenta pararte por un momento y recordar como eras TÚ , cuando eras niño.

 

¿Siempre tenías ordenada la habitación o era más bien una leonera?

¿No se te olvidó nunca el almuerzo ?

Te encantaba hacer los deberes ¿ a que sí? ( sarcasmo obvio)

 

Imagino que igual que todos lo niños , no eras una niño o niña perfectos, de esos que no molestan claro.

Pues no le pidas peras al olmo. Ponte en la piel del niño y ayúdale a crecer, a sentir el porqué de las cosas .

Respeta sus ritmos, sus intereses, simplifica todo lo que puedas .  Ya … Ya se que no es fácil, a mí es a la primera que me cuesta un montón no estar en 27 saraos diferentes , y sé que aún tengo que simplificar mucho más .

Pero pienso que solo serán unos años, y que después los bonitos recuerdos se desvanecerán como la espuma del mar.

 

Estamos preparando algo que te encantará. Atenta !!

 

 

 

 

6 hábitos de las madres/padres altamente efectiv@s

¿Conoces el libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R.Covey?  Si no lo conoces o lo conoces pero no lo has leído, te sugiero que lo pongas en tu lista de próximas lecturas.

Personalmente este libro me ha ayudado bastante en varios ámbitos de mi vida.

Hoy te traigo una infografía en la que le he dado un poco la vuelta para trasladar estos hábitos al ámbito de la crianza y la educación.

Puedes ver aquí la infografía, y también puedes descargarla.

Espero que te guste y te ayude.

Carta a mis hijos que no llevan su ropa sucia al cesto

Queridos hijos:

He observado que desde hace un tiempo vuestra ropa no llega al cesto de la ropa sucia, lo cual puede suponer ciertas incomodidades. Estas incomodidades puede que me afecten a mi de una manera indirecta, pero creo que vosotros sois los principales sufridores de las consecuencias de este acto, y os voy a explicar porqué.

El no llevar la ropa sucia al cesto tiene como consecuencias:

  1. La ropa no será llevada a la lavadora por mi o por papá, y no será lavada.
  2. No habrá ropa limpia en el armario.
  3. Llegará un día en que no tendréis ropa limpia con qué vestiros.

Sois vosotros los que tenéis que decidir qué os interesa más y qué os reporta mayor beneficio, comodidad y bienestar.

Sé que os encanta cambiar de conjunto a mínima ocasión, y sé que os sentís estupendamente cuando abrís vuestro armario y lo veis lleno de prendas donde elegir para poder combinar y crear esos looks tan estupendos y originales que lleváis. Así que la próxima vez que abráis el armario y os deis cuenta de que la cantidad de prendas para combinar es cada vez más escasa, quisiera que os preguntaráis si vale la pena el tiempo que invertís en llevar vuestra ropa sucia hasta el cesto.

No pienso volver a gritar para que lo hagáis, no pienso volver a repetirlo doscientas veces antes de que os decidáis (como mucho os lo recordaré dos o tres veces) no penséis que me gusta haceros sufrir encomendándoos tan ardua tarea. Sólo pensad en las consecuencias de vuestras decisiones.

Besos y abrazos.

Vuestra madre que os ama.


Esta carta la podría estar escribiendo una madre a sus hijos adolescentes, que seguramente se reirían o se enfadarían.

¿Tú te ves escribiendo esto dentro de unos años?

Yo creo que es sencillo evitar llegar a este extremo si tu hijo que ahora es pequeño (o no tanto) adquiere el hábito de recoger su ropa sucia y llevarla al cesto. Con esto quiero decir que con los hábitos y rutinas que vas introduciendo en la vida de tu hijo ahora, te evitarás malentendidos, problemas y discusiones en el futuro cuando sea un adolescente y entonces sea más complicado que haga en piloto automático estas tareas tan sencillas.

Si quieres auda y acompañamiento en este proceso de poner orden en tu vida y en la de tus hijos, y que no te cueste tanto trabajo que ellos adquieran una serie de hábitos y rutinas que les acompañarán durante el resto de su vida, escríbenos.

Guardar

Enseñame a hacerlo sin tu ayuda .

Muchas veces nos preguntamos que podemos hacer nosotras para ayudar a nuestros hijos en su autonomía o sus ganas de aprender.

Seguro que has visto a niños ya mayorcitos que no son capaces de servirse ellos mismos de una jarra de agua, o que se desesperan por no saber abrocharse los botones.

Hoy vengo a hablarte de un libro que te va a ayudar a que tu hijo adquiera esa independencia que estás buscando, pero no solo eso , también te va a aportar ideas para introducir a los niños las letras, los números, a realizar agrupaciones… y todo ello con la filosofía  Montessori como base.

El libro “Enséñame a hacerlo sin tu ayuda” de Maja Pitamic, incluye rutinas de juego explicadas paso a paso para que tu hijo adquiera mediante el juego todas esas pequeñas cosas que son necesarias para la vida cotidiana

Esta guía práctica se divide en cinco capítulos:

 

  1. -Las aptitudes cotidianas: (colocar, limpiar, trasvasar sustancias, cocinar, vestirse, lavarse, etc.)
  2. -desarrollo sensorial: a comparar texturas, conceptos de forma y tamaño….
  3. – el lenguaje: descubrir e identificar las letras, construir palabras….
  4. -la concepción numérica: clasificar, combinar cantidades y número…
  5. -y los conocimientos de índole científica: comprender el concepto de volumen, objetos que flotan o se hunden….

Está destinado a niños de entre tres y cinco años, pero también lo pueden usar los niños mas mayores, puesto que sienta las bases de los conceptos que después adquirirán en el colegio, pero de una forma manipulativa mucho mas acorde con sus necesidades.

En resumen, este libro te da ideas muy concretas y muy bien explicadas para que tus hijos vayan descubriendo el mundo que les rodea, desde algo tan sencillo como peinarse a lo que significa un globo terráqueo, y ademas en cada ejercicio incluye diferentes grados de dificultad, por lo que lo podrás aprovechar durante muchos años.

Esperamos que te guste y que te aporte herramientas para que tus hijos aprendan a organizar tanto su mundo interior como su mundo exterior, y sobre todo que lo disfruten.

 

 

Pilar

 

firma

 

Madre desordenada, hijos ordenados

Sí, lo confieso públicamente, lo sé, soy desordenada.

¿Y por qué te hablo de hábitos y rutinas en los niños? Si yo soy así ¿cómo me atrevo a decirte que puedes conseguir que tus hijos sean ordenados y cumplan con rutinas que son tediosas y no les gustan? Pues porque yo lo he conseguido.

En realidad debo decir que desde pequeña siempre me ha gustado tener todas mis cosas ordenadas, todo organizado, cumplir los planes que me proponía, y así fue hasta que me convertí en madre. Ahí fue cuando mi vida entró en caos absoluto:

  • Mis rutinas de limpieza de casa ya eran meras improvisaciones
  • Mi hábito de cuidar mi piel con cremas hidratantes, sérums, exfoliaciones y demás, se fué al traste
  • Eso de tener cada cosa en su lugar era una mera utopía

Me ha gustado tener todas mis cosas ordenadas, todo organizado, cumplir los planes que me proponía, y así fue hasta que me convertí en madre @renovatio_educa

Click To Tweet

Cuando me encontré con mi bebé en brazos, teniendo que atender sus necesidades antes que nada en el mundo, y sin poder si quiera ir al baño cuando yo lo necesitaba si no cuando las necesidades de mi bebé me lo permitían… mi mundo ordenado y tranquilo se vino abajo. Sabes de lo que hablo, ¿a que sí?

Cuando nació mi segunda hija ya tenía cierta tolerancia al caos y al desorden, también podía prever ciertas situaciones y así organizarme mejor, pero cuando nació mi tercer hijo, a pesar de lo que sabía y las técnicas y herramientas que empleaba para mantener mínimamente el orden, no servían:

  • tenía la casa inundada de juguetes que nunca se recogían,
  • cestas llenas de ropa sucia y otras con ropa limpia pendiente de doblar y guardar,
  • polvo de una (o dos) semanas acumulado encima de los muebles…

y eso me horrorizaba y hacía que perdiera los nervios, con lo que mis hijos se veían afectados y yo sumida en una espiral de malestar contínuo.

Mi solución llegó cuando tomé conciencia de lo desordenada y perfeccionista que soy, así que uní estas dos cualidades y busqué la manera de arreglarlo. Conocí a Azucena Caballero y su libro “Organiza tu hogar en 30 días”.  Empecé a aplicar el método y a seguir a Azucena. De ella he aprendido también como organizarme yo y eso lo he trasladado a mis hijos.

Tomé conciencia de lo desordenada y perfeccionista que soy @renovatio_educa

Click To Tweet

Empecé a utilizar adecuadamente mi agenda y mis planificadores, así he enseñado a mis hijas a utilizar los suyos propios y los que tenemos para el conjunto de la familia. Ahora a nadie se le olvida apuntar en el calendario familiar sus actividades para que podamos organizar nuestro tiempo. ¿Qué te parece? Todo esto y muchas más herramientas que empleo hacen que mi vida familiar sea muchísimo más gratificante y tranquila.

Desde aquí te digo que si yo soy capaz de llevar una vida organizada con el lío que supone atender a tres hijos y todas sus necesidades incluída su educación a tiempo completo, tú también puedes conseguirlo

Si quieres auda y acompañamiento en este proceso de poner orden en tu vida y en la de tus hijos, y que no te cueste tanto trabajo que ellos adquieran una serie de hábitos y rutinas que les acompañarán durante el resto de su vida,

Guardar

3 hábitos imprescindibles para la seguridad de tus hijos

Cuando hablamos de hábitos en los niños a todos los vienen a la mente los hábitos de sueño y alimentación cuando son bebés o el hábito de recoger los juguetes… Son muchas las cosas que los niños tienen que aprender cuando son pequeños.

Aquí vamos a hablar de tres de los mas importantes para mí, ya que van ligados a su seguridad y por supuesto a su bienestar.

Hábito de ponerse el cinturón en el coche ( si es a contramarcha mejor que mejor).

Estoy segura de que todas las que nos leéis le ponéis el cinturón a vuestros hijos cada vez que os montais en el coche, tanto si son distancias largas, como si son distancias cortas.

Pero también recordareis algún que otro enfado con vuestros hijos por este motivo.

“no me lo quiero poner” ” me molesta” … o ahora en plena marcha voy y me lo quito..  Estoy segura de que si teneis niños pequeños alguna vez os ha pasado.

En Renovatio defendemos la importancia de explicarles las cosas a los mas pequeños, que ellos entiendan que ponerse el cinturón de seguridad es por su bien, por su seguridad, que no vais a arrancar el coche si no se lo ha puesto, pero sobre todo que comprendan el por qué.

Para eso os enlazo dos vídeos que creo que son muy visuales ( espero que no demasiado ) para que ellos vean la importancia de este hábito que puede salvar vidas. Demás está decir que nosotros somos su ejemplo y debemos de ser los primeros en ponerlo.

Hábito de lavarse las manos.

Seguro que sabes la importancia de que los niños adquieran el hábito de lavarse las manos cuando llegan de la calle o del cole, antes de comer, o después de ir al baño.

Pero muchas veces es una pelea ¿verdad.?

Cuanto antes les hagamos participes y les expliquemos las repercusiones que tiene el no hacerlo, ellos irán interiorizando que no quieren ponerse malitos, y que es un habito que les hace estar mas sanos y fuertes.

Hábito de lavarse correctamente los dientes.

Este hábito no puede faltar, da igual que sean los dientes de leche y que sepas que se le van a caer.

Una buena higiene buco dental es algo que le va a acompañar de por vida, y como en los casos anteriores el hecho de que los niños comprendan los motivos nos va a ahorrar muchos disgustos y peleas.

También os recomiendo que compréis un pequeño reloj de arena que dure 2 minutos, que es el tiempo recomendado para estar frotándose los dientes, demasiadas veces quieren hacerlo tan solo en unos segundos para seguir jugando. (¿te suena verdad ?), y además así van descubriendo como medir el tiempo.

Aquí os dejo el enlace a la serie Erase una vez la vida, porque para mí es el mas representativo.

Os recomiendo que dediquéis por lo menos una semana a hablar de cada uno de estos hábitos, de por qué son necesarios, de que nos aportan si los hacemos todos los días…. buscar más vídeos o que os hagan dibujos sobre ellos … todo lo que se os ocurra a vosotros y a ellos.

¿nos cuentas cuales son los hábitos que tu consideras también imprescindibles ?

 

Pilar

firma

Las rutinas y la autorregulación

¿Qué cosas debe autorregular mi hijo por si solo? ¿Qué beneficios aportan los hábitos y las rutinas a la autorregulación de mi hijo? ¿lo estoy haciendo de forma adecuada? En este post voy a ayudarte a dar respuesta a estas preguntas.

Lo primero que hay que tener claro que es la autorregulación, según la definición de la psicóloga  Mónica Serrano, a la que os animo a conocer a través de su web o el grupo que ha creado en facebook.

Autorregulación:  Capacidad del individuo para modificar sus comportamientos y actitudes con el objetivo de cambiar las circunstancias que le rodean para cubrir sus necesidades.

Esta capacidad es innata en el niño si bien es cierto que se tiene que ir desarrollando para lograr la independencia del entorno que le rodea, en la primera infancia necesita que esa autorregulación sea acompañada que no significa que sea dirigida desde fuera.

help-1468281_1920

 ¿Qué cosas debe autorregular mi hijo por si solo?

Es muy importante que el niño perciba que a través de sus comportamientos (lloros, negaciones, peticiones…) que tiene capacidad de hacer que otros cubran las necesidades que por sí solo no puede, que es capaz de obtener una respuesta por parte de su entorno, que tiene capacidad para modificarlo.

Las necesidades básicas (Alimentación, sueño, control de esfínteres, destete…) se autorregulan solas, es un error intentar controlar y regular desde fuera esas funciones, ya que acarrea consecuencias en la personalidad del niño.

Aprende que él no tiene el control de su propio cuerpo, de comportamientos externos, ni del entorno que le rodea. Que son otros los que deciden cuando tiene hambre, frío o sueño o como debe comportarse o que debe sentir.

Y la consecuencia a largo plazo es que lo que le ocurre en su vida no está bajo su control sino que es controlado por los demás.

Este aprendizaje implica que no tomará iniciativa, que no se sentirá motivado para actuar, ya que percibe que haga lo que haga, no tiene capacidad para cambiar o conseguir nada.

children-531282_1920

¿Qué beneficios aportan los hábitos y las rutinas a la autorregulación de mi hijo?

Los hábitos y las rutinas son beneficiosos para la autorregulación siempre y cuando se escuche al niño en sus necesidades y se tenga en cuenta su opinión.

Siempre y cuando su participación y opinión sean más activos según vaya  creciendo  y adquiriendo las habilidades y los conocimientos necesarios para saber qué necesita.

Tener rutinas ayuda al niño a aprender que es lo que necesita, aprende a escuchar a su cuerpo (necesidades fisiológicas), a escucharse a sí mismo (emociones)

A través de las rutinas conseguirás que tu hijo esté más automotivado consiguiendo que sea más activo para mejorar su entorno, es decir más implicado en las actividades que le competen.

También conseguirás que se sienta capaz para conseguir sus objetivos, capaz de tomar decisiones y atreverse a llevarlas a cabo.

Se sentirá responsable de sus acciones y de las consecuencias que acarreen. Adquirirá un papel activo en la organización y desarrollo de sus propios hábitos, siendo capaz de responsabilizarse de sus cosas, no delegando esta tarea a los demás.

child-1463913_1280

¿lo estoy haciendo de forma adecuada?

Esta es la pregunta que todos nos hacemos o nos hemos hecho en algún momento, es una pregunta a la que sólo puedes contestar tú. Saca tus propias conclusiones después de responder a estas 3 preguntas:

¿Atiendo las necesidades básicas de mi hijo cuando así lo demanda?

¿quién marca los ritmos?

¿tengo en cuenta su opinión y sus negativas?

hand-1137984_1920

Cristina Núñez

circulocristina

Cómo motivar a tu hij@ para que adquiera un hábito.

A la hora de adquirir un hábito es importante que exista la motivación para conseguirlo.

Los adultos somos capaces de automotivarnos pensando que ese hábito que queremos instaurar nos hará sentir mejor, nos llevará a conseguir un objetivo concreto, hará que la vida de la familia sea más fácil…

Tu hij@ necesita también esa motivación para poder adquirir un hábito determinado, pero aun no es capaz de automotivarse, así que eres tú quien debe buscar algo que llame su atención, que le guste, que le haga sentir bien, para que cada día realice esa acción determinada que acabará por ser un acto casi automático cada día.

Si desde pequeñ@ motivas a tu hij@, cuando crezca sabrá automotivarse y de esta manera le resultará más fácil conseguir todo aquello que se proponga.

Si desde pequeñ@ motivas a tu hij@, cuando crezca sabrá automotivarse @renovatio_educa

Click To Tweet

Aquí te dejo dos ideas que puedes utilizar para motivar a tu hij@:

LA FRASE SORPRESA

Al final de la lista de tareas de tu hij@ pon un sobre donde cada día escribirás una frase que sea motivadora y le haga sentir especial.

Aquí tienes algunos ejemplos:

Pincha en la imagen para descargarla en pdf imprimible.

 

BOTE DE ACTIVIDADES

Esto es algo que como motivación funciona muy bien, y en casa lo utilizamos mucho.

Es una manera de hacer las tareas que menos nos gustan en menos tiempo, para después poder hacer cosas que de verdad nos gustan.

Visto en Pinterest
Visto en Pinterest

Consiste en que cuando tu hij@ termine de hacer todas las tareas del día elegiréis un palito en donde habrá escrita una actividad que le guste:

  • leer dos cuentos en vez de uno
  •  más tiempo de cosquillas
  •  más tiempo de masaje
  • colorear dibujos
  • jugar con la plastilina
  • hacer una manualidad
  • cantar canciones
  • bailar

Sólo necesitas:

  1. un bote o un tarro
  2. palos de polo de colores o decorados por vosotr@s mism@s donde escribirás una actividad en cada uno.

Tú conoces mejor que nadie a tu hij@ y sabes qué es lo que le hace sentir bien y estar motivad@.

 

¿Qué motivación vas a utilizar tú?

 

 

Guardar

¿Tiene tu hij@ un tablero de seguimiento de rutinas? Aquí te enseñamos como hacer 3 diferentes.

Para poder conseguir que una acción se convierta en un hábito, al principio es necesario llevar un seguimiento hasta que llega el día en que la acción se realiza automáticamente.

Para llevar ese seguimiento es muy útil llevar una hoja de control donde marcar si la acción se ha realizado o no. Yo personalmente tengo incluida en mi agenda una hoja de control de hábitos para marcar los días que voy cumpliendo con las acciones que quiero que se conviertan en hábitos, incluso en las hojas de planificación semanal tengo un apartado para el seguimiento. Esta foto es de mi agenda personal:

Si para mi como adulta resulta gratificante marcar las casillas de algo que he hecho, imagínate qué bien se sentitá tu hij@ cuando vea que ha sido capaz de realizar la acción y va a marcar la casilla.

Para los niños resulta muy útil tener un tablero de seguimiento de rutinas que les resulte atractivo y motivador.

Si estás dispuesta a hacer un tablero de seguimiento de rutinas para tu hij@, lo puedes plantear como una actividad en familia y pasaréis un rato divertido y muy productivo.

Como ejemplo y para que te inspires, te doy estas tres ideas que puedes adaptar y modificar a tu antojo y al de tu hij@:

Tablero con Pictogramas

Éste es especialmente atractivo para l@s más pequeñ@s que aun no saben leer.

Visto en Pinterest
  • Para montarlo lo único que necesitas es una cartulia tamaño A2 del color preferido de tu hij@ doblada por la mitad en horizontal.
  • En la parte superior pegáis los pictogramas de las acciones que queráis convertir en hábitos, y arriba del pictograma pegáis velcro o tira de imán. Los pictogramas los podéis descargar aquí http://arasaac.org/descargas.php
  • En la parte inferior escribe qué significa el pictograma y pega la otra parte del velcro o la tira de imán.
  • Haz líneas separando cada pictograma con su correspondiente explicación y corta sólo la parte de abajo para que queden separadas las solapas y se puedan pegar y despegar independientemente.
  • Dobla la cartulina y por la parte de detrás de la explicación del pictograma escribe la palabra “HECHO”, así cuando tu hij@ doble la cartulina al realizar la acción verá la palabra.
  • Ahora ya sólo queda pegar vuestro tablero en un sitio visible de la casa y bien accesible para tu hij@.

Tablero Magnético

Éste lo puedes utilizar tanto para l@s pequeñ@s que aun no saben leer si utilizas pictogramas, como para los más mayores que ya saben leer.

  • Necesitas un tablero metálico o una bandeja metálica, y unos imanes pequeños con los colores y formas que tú quieras.
  • En un folio escribes el nombre de tu hij@ y debajo haces tres columnas:

La lista de tareas a realizar. Para los más pequeños utiliza los pictogramas.

La segunda colunma la vas a llamar “POR HACER”

La tercera columna la vas a llamar “HECHO”

  • Pega el folio en la tabla metálica o la bandeja.
  • Pon todos los imanes en la lista “POR HACER” y cada vez que tu hij@ realice la acción que cambie el imán a la lista “HECHO”. Al final de la jornada tendrá todos los imanes en la lista “HECHO” y se sentirá content@ y satisfech@ al ver que ha sido capaz de hacerlo todo.

Tablero con Pinzas

Éste también se puede utilizar para l@s más pequeñ@s utilizando pictogramas.

  • Necesitas una cartulina, cartón o goma EVA tamaño A4, y pinzas de la ropa.
  • Pon la cartulina (cartón o goma EVA) en posición vertical y escribe el nombre de tu hij@ arriba del todo con letras bien bonitas y decoradas a su gusto.
  • Divide el tablero por la mitad con una línea vertical de manera que se vean dos partes. En la parte izquierda escribe “POR HACER” , y en la derecha “HECHO” .
  • Ahora coge las pinzas de la ropa y escribe en cada una una acción por las dos partes para que cuando cambie la pinza de lado no se vea al revés. También puedes pegar un pictograma en cada una para l@s más pequeñ@s.
  • Pon todas las pinzas en la parte de la izquierda, en la columna “POR HACER” y cada vez que tu hij@ realice la acción correspondiente que coja la pinza y la pase a la parte dechecha “HECHO”. Al final del día todas las pinzas estarán en la parte derecha y tu hij@ se sentirá estupendamente.

¿Cuál de los tres tableros te gusta más?

Cuéntanos y si quieres envíanos tu foto.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Mamá previsora vale por dos: Tres ideas para tu día a día .

Mi abuela siempre nos decía que mujer previsora vale por dos, y no sabes cuanta razón tenía.

Ahora siendo mamá de tres soletes que ocupan todo mi tiempo me doy cuenta de cuan sabias eran sus palabras, y que debemos ser previsores tanto mamá como papá.

Pero para ser previsora como decía mi abuela , el primer paso es :

pararte a pensar

que vas a necesitar para cada caso,

 para cada día

y para cada uno de tus hijos,

dependiendo del lugar en que os encontréis.

 

Y a veces en este mundo en el que vamos corriendo, apagando fuegos constantemente, son tantas las cosas a las que tenemos que atender que muchas de nosotras hemos perdido la habilidad de planear, de organizar por adelantado y  de adelantarnos a las situaciones para poder sobrellevar el día a día sin que nos suponga una carga demasiado pesada.

Cuando tienes niños todo se complica mucho más, porque ya no solo se trata de ti y de tu vida, tus aspiraciones ( por ejemplo tener la casa ordenada, o tener tiempo para leer o para esa afición que tanto te gusta ).

Tus hijos tienen sus propias necesidades , que nada tienen que ver con las adultas, como jugar, saltar, investigar, probar…. sus propios gustos, e intereses,

Y como ya te habrás dado cuenta los piden y los defienden a gritos si hace falta.

Tus hijos luchan con uñas y dientes

por aquello que necesitan o creen necesitar.

 

En estas circunstancias cohesionar sus intereses o necesidades con los tuyos sin :

  • por un lado cortarles las alas,  puesto que sabes que cubrir correctamente sus  necesidades es vital para su correcto desarrollo

 

  • o verte desbordada sin tiempo para ti, y sin las fuerzas suficientes para mantener la calma en esos momentos donde directamente te los comerías.

puzzle familiar

Para que todas las piezas del puzzle de tu hogar acoplen perfectamente eres tú quien tienes primero que :

 

  1. Define muy bien cuales son las necesidades de tus hijos,  Eres tú quien los conoce, quien sabe cuando están mas inquietos, cuando necesitan correr o descansar para que no acaben pidiéndotelo a gritos
  2. Imaginar el dibujo que quieres que contenga ese puzzle , ¿como quieres que sea tu día ?, si no lo imaginas no lo podrás conseguir. Anticípate.!!
  3. Define cuales son tus propias necesidades, ¿ que necesitas para sentirte bien? ¿como puedes acoplar tus piezas del puzzle? ¿necesitas pedir ayuda ? ¿ puedes cambiar algo en tu día a día que te ayude a conseguirlo ?

Recuerda que si tu no te sientes bien,

tranquila, alegre y confiada,

será muy difícil que tus hijos puedan estarlo.

 

Además en este juego eres tú la que pone las reglas, quien mueve las fichas, la que es capaz de anticipar consecuencias.

Tus hijos todavía no tienen esa capacidad, no lo puedes delegar en ellos,

Ser precavida o previsora, como decía mi abuela , puede transformar tus días y los de tus hijos. Adelante.

 

Estás son sólo algunas ideas para de anticipar, hay muchas más que os las contaremos en la formación que estamos preparando y que lanzaremos en breve. Si quieres saber como conseguir ser organizada y como enseñárselo a tus hijos. Esta es tu formación. Trataremos todos los contenidos relacionados y profundizaremos en cada uno de ellos. Además te acompañaremos en el proceso de reflexión y cambio. Si estás suscrita recibirás todas la información en tu bandeja de correo.

Si no estás suscrita puedes hacerlo pinchando aquí

 

Pilar

firma