Carta a mis hijos que no llevan su ropa sucia al cesto

Queridos hijos:

He observado que desde hace un tiempo vuestra ropa no llega al cesto de la ropa sucia, lo cual puede suponer ciertas incomodidades. Estas incomodidades puede que me afecten a mi de una manera indirecta, pero creo que vosotros sois los principales sufridores de las consecuencias de este acto, y os voy a explicar porqué.

El no llevar la ropa sucia al cesto tiene como consecuencias:

  1. La ropa no será llevada a la lavadora por mi o por papá, y no será lavada.
  2. No habrá ropa limpia en el armario.
  3. Llegará un día en que no tendréis ropa limpia con qué vestiros.

Sois vosotros los que tenéis que decidir qué os interesa más y qué os reporta mayor beneficio, comodidad y bienestar.

Sé que os encanta cambiar de conjunto a mínima ocasión, y sé que os sentís estupendamente cuando abrís vuestro armario y lo veis lleno de prendas donde elegir para poder combinar y crear esos looks tan estupendos y originales que lleváis. Así que la próxima vez que abráis el armario y os deis cuenta de que la cantidad de prendas para combinar es cada vez más escasa, quisiera que os preguntaráis si vale la pena el tiempo que invertís en llevar vuestra ropa sucia hasta el cesto.

No pienso volver a gritar para que lo hagáis, no pienso volver a repetirlo doscientas veces antes de que os decidáis (como mucho os lo recordaré dos o tres veces) no penséis que me gusta haceros sufrir encomendándoos tan ardua tarea. Sólo pensad en las consecuencias de vuestras decisiones.

Besos y abrazos.

Vuestra madre que os ama.


Esta carta la podría estar escribiendo una madre a sus hijos adolescentes, que seguramente se reirían o se enfadarían.

¿Tú te ves escribiendo esto dentro de unos años?

Yo creo que es sencillo evitar llegar a este extremo si tu hijo que ahora es pequeño (o no tanto) adquiere el hábito de recoger su ropa sucia y llevarla al cesto. Con esto quiero decir que con los hábitos y rutinas que vas introduciendo en la vida de tu hijo ahora, te evitarás malentendidos, problemas y discusiones en el futuro cuando sea un adolescente y entonces sea más complicado que haga en piloto automático estas tareas tan sencillas.

Si quieres auda y acompañamiento en este proceso de poner orden en tu vida y en la de tus hijos, y que no te cueste tanto trabajo que ellos adquieran una serie de hábitos y rutinas que les acompañarán durante el resto de su vida,

Únete a nuestra formación de 6 meses de duración

“NIÑ@S ORGANIZAD@S: HÁBITOS Y RUTINAS”

Puedes consultar toda la información AQUÍ

Únete a nuestro próximo WEBINAR GRATUITO para comenzar con las rutinas de la noche

Pincha AQUÍ  para unirte

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *