Si me hubieran contado esto hace 10 años…

Aún recuerdo lo perdidísima que estaba como mama primeriza hace ya 10 años.

Ya desde el comienzo sentía que lo que me decían mis instintos, poco tenía que ver con lo socialmente correcto por aquella época (os aseguro que han cambiado muchas cosas ).

Ahora tenemos toda la información del mundo en la palma de nuestra mano y  lo realmente difícil es diferenciar el grano de la paja.

Pero por aquellos entonces, los móviles eran móviles y no ordenadores de bolsillo.

Todo a mi alrededor te hablaba de biberones, de obligar a los niños a comer “cuando tocaba”, de no acostumbrar al niño a estar en brazos, de no meter al bebe en tu cama porque no se querría ir hasta los 15, de la silla de pensar, premios y castigos, un azotazo a tiempo …. ¿ te suena?

Me acuerdo de quedarme a ver Supernanny los viernes por la noche, para aprender sobre educación,…ilusa yo !!

10 años después puedo decir que he ido superando

uno a uno

todos los mitos sociales

que andan sueltos en esta sociedad a veces enferma .

 

Me he caído con todas esas piedras, y aunque me he levantado y superado cada una de ellas, las heridas siguen estando ahí, y os aseguro que no me duelen las mías, pero si las que he podido causar sin saberlo a mis hijas.

¿como habría cambiado la película

si alguien me hubiera contado la otra cara de la moneda ?

 

Mucho, habría cambiado mucho.

 

Por ese motivo, y para ayudarte en tu maternidad desde Renovatio hemos decidido hacerte un regalo que te ayude a ti también a ver la otra cara de la moneda. La cara de la crianza respetuosa desde todas sus vertientes.

Y para eso hemos reunido a muchas de las mayores expertas en crianza del panorama actual.

Soy sincera si te digo que nos hemos quedado con ganas de invitar a algunos mas, pero que hemos decidido dejarlos para la segunda edición de esta evento.

Se trata de un evento ONLINE Y GRATUITO, que espera llevar otra visión, tanto de la educación como de la crianza a tu hogar, y espero que a muchos mas hogares.

– Por eso te pido que compartas, no te cuesta nada y quizás ayudes a algún niño a sentirse mejor en su hogar,

Gracias por adelantado !!!

Aquí te dejo el enlace para que puedas recibir toda la información y las charlas en tu bandeja de entrada.

Pincha sobre la imagen para ver todos los colaboradores:

 

 

También puedes apuntarte directamente aquí.

 

 

 

 

Hacer tribu para criar

Y para aprender a criar también se necesita, yo diría que es indispensable.

Es necesario crear una red de apoyo, aunque sea en la distancia para conectar con personas afines y obtener ayuda en la crianza de los hijos.

Antes de existir internet se buscaban personas de la misma ciudad, que estuvieran en nuestra misma situación para aprender, intercambiar ideas y experiencias.

Solían ser grupos reducidos ya que encontrar personas con los mismos objetivos, inquietudes con las que conectar no es fácil.

Gracias a las redes sociales es más sencillo y efectivo conocer personas dispuestas a acompañarte en la crianza.

Además el efecto se multiplica, al tener la oportunidad de conocer a personas a través de otras personas, creando una gran tribu virtual.

Eso mismo nos ha ocurrido con la familia de la Pedagogía Blanca, en sus cursos, formaciones, foros y grupos conectas con personas que a su vez te facilitan conocer a otras multiplicando el efecto.

Si que es cierto que lo ideal es poder conocer, hablar y relacionarse de tu a tu, en persona donde las relaciones se vuelven más estrechas y especiales.

Pero dado que esas oportunidades son escasas tenemos que recurrir al mundo virtual para encontrar comprensión, formación y acompañamiento.

Siempre digo que Renovatio es hija de la Pedagogía Blanca y gracias a ella hemos encontrado a grandes profesionales y expertos que muchas ocasiones se convierten en amigos y compañeros de viaje.

Para poder compartir nuestra tribu contigo y que tú también puedas ampliar tu círculo hemos estamos preparando un EVENTO ONLINE GRATUITO  con más de 25 expertos en distintas disciplinas de la crianza respetuosa que nos aportarán sus conocimientos y experiencias.

Si quieres conocer a los expertos que nos acompañarán en las jornadas pincha en la imagen y si quieres suscribirte para recibir toda la información y todos los detalles pincha aquí

Cristina Núñez

circulocristina

6 hábitos de las madres/padres altamente efectiv@s

¿Conoces el libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R.Covey?  Si no lo conoces o lo conoces pero no lo has leído, te sugiero que lo pongas en tu lista de próximas lecturas.

Personalmente este libro me ha ayudado bastante en varios ámbitos de mi vida.

Hoy te traigo una infografía en la que le he dado un poco la vuelta para trasladar estos hábitos al ámbito de la crianza y la educación.

Puedes ver aquí la infografía, y también puedes descargarla.

Espero que te guste y te ayude.

Cómo nos comunicamos con nuestros hijos marca la diferencia, entre tener una buena relación que les ayude a crecer o por el contrario  jugar una partida interminable de luchas de poder.

Como sabéis en Renovatio le damos mucha importancia a la educación emocional y a  habilidades sociales, como la empatía, la resiliencia o la asertividad.

Hoy vamos a hablar especialmente de asertividad, puesto que influye en gran medida en nuestro día a día y en la visión del mundo que tendrán nuestros peques.

¿Qué es la asertividad?

Pues no es otra cosa que saber defender los intereses propios de una manera respetuosa con el resto de personas.

Pero te sorprenderá saber o imaginar cuánto de acostumbrados están tus hijos a personas que buscan que los más pequeños se comporten como personas sumisas, que acaten las órdenes sin ni siquiera cuestionarlas.

Muchas veces los propios padres fomentamos esta sumisión, cuando para nosotros el hecho de tener hijos obedientes es el culmen de un niño bien educado. Y no hay nada más alejado de la realidad, o por lo menos de la realidad que defendemos en Renovatio.

Para explicarte un poquito más como puedes fomentar esta habilidad social en tus hijos, te voy a poner un ejemplo muy sencillo, que te recomiendo que practiques con tus hijos.

Se trata de enseñar a tus hijos que existen  tres estilos comunicativos:

 

Agresivo (dragón):

Cuando hablamos como un dragón, echamos fuego por la boca, solemos amenazar, gritar, dar órdenes sin contar con los intereses del otro…

Por desgracia es una forma de comunicación que abunda demasiado en muchos hogares e incluso en muchos colegios, puesto que el adulto es el que manda y el resto obedecen.

Es importante que los niños sepan reconocer ese estilo de comunicación, tanto cuando se enfrentan a el , como cuando son ellos los que se convierten en dragones.

Pasivo (tortuga):

La tortuga simboliza la sumisión , puesto que ante el fuego del dragón se esconde en su caparazón y no intenta defenderse.

Si nos paramos a pensar, este estilo de comunicación  ha dado lugar a que muchas mujeres no se sepan enfrentar a hombres machistas  (dragones) , y que hoy en día siguen por desgracia apareciendo en la sección de sucesos de los periódicos.

Por ese motivo es importante que enseñes a tus hijos a detectar a los dragones, para no convertirse o esperar que los demás se conviertan en tortugas.

Asertivo (persona )

 

Por último llegamos al estilo de comunicación asertivo (persona), que es aquel que sabe defender sus intereses, sabe lo que quiere y necesita , pero sin humillar, o pasar por encima de nadie.

La próxima vez que te enfades con tus hijos, te sugiero que antes de pegar un grito, amenazar con quedarse sin tele, o enviar a la silla de pensar, te pares a reflexionar sobre qué ejemplo quieres que ellos aprendan.

Y si son ellos los que se están comportando como dragones, dales el ejemplo de como actuar.

Aquí os dejamos una frase para esos momentos

 

 

PD. Estate atenta al evento online que estamos preparando ,

suscríbete a nuestro boletín para no perderte nada

PINCHA AQUÍ PARA UNIRTE

Para los niños todo es un juego

Y cuando digo que para los niños todo, quiero decir TODO. No sólo cuando no hay otra cosa que hacer o en el parque, o en la piscina, o en una ludoteca o cuando nos viene bien a los adultos.

En los lugares que menos queremos o necesitamos, sobre todo si es un lugar ajeno y no explorado por el niño se presenta ante sus ojos como una oportunidad de explorar, tocar y aprender.

Cuanto más pequeño es tu hijo menos capacidad tiene para distinguir y controlar con que puede jugar y con que no, donde puede jugar y donde no debe jugar.

Tu hijo no entiende el mundo de los mayores, no lo ve con los ojos que tu lo ves. Los niños sólo tienen un objetivo en mente: Jugar, explorar, divertirse y aprender.

Cuando le llevas a un lugar donde no se puede jugar o no se debe jugar se crea un conflicto con sus necesidades e impulsos exploratorios y se crea un problema. Queremos que se comporte como un adulto: sentado, formal y sin hacer ruido.

Y eso es pedir peras a un olmo: es prácticamente imposible. Y para conseguir que se comporten “correctamente” (según las normas sociales que hay en ese espacio) desplegamos todos los recursos a nuestro alcance para inhibir el impulso de jugar.

El banco, el supermercado, la biblioteca, el restaurante… o cualquier espacio público de “mayores” suelen ser lugares aburridos donde no se puede hacer casi de nada: ni tocar, ni correr, ni hablar alto, por ejemplo. No se puede hacer nada de lo que le gusta hacer a un niño, no se puede hacer nada de lo que necesita un niño.

Esta es la palabra clave: NECESITA. Sí vemos el juego como una necesidad y no como un capricho estaremos en disposición de entender y buscar soluciones para cubrir esa necesidad.

SOLUCIÓN 1: NO LLEVES AL NIÑO

No le expongas a un ambiente o espacio donde no se puede jugar. Si tienes la oportunidad deja a tu hijo en un lugar adecuado para él y sus necesidades.

SOLUCIÓN 2: SE PREVISOR

 En el caso que no te quede otra opción de llevar a tu hijo contigo, se previsor con la situación que se va a desarrollar.

Si es mayorcito, explícale donde vais, que va a pasar y como esperas y necesitas que se comporte. Puede que funcione o no, dependerá de su nivel de desarrollo, de lo cansado que esté y de muchos factores más que se escapan de nuestro control.

Lleva algún juguete o material  y si es posible que lo elija el mismo. Llevar en el bolso una libreta y lápices de colores suele salvar algunas de estas situaciones si se presentan de forma inesperada.

Si no puede resistir la necesidad de correr, saltar, tocar, hablar alto… no le riñas entiende que él no ha pedido estar ahí, que es algo ajeno a el que no entiende ni necesita.

Busca la mejor solución para tu hijo, que como le conoces bien estoy segura que la encontrarás.

Cristina Núñez

circulocristina

¿Dejas las cosas para mañana ? ¿ tus hijos también ?

Uno de los mayores problemas a la hora de que nuestros hijos adquieran rutinas , es que siempre tienen  algo que hacer muchísimo mas atractivo en ese momento como ver la tele, jugar con los playmobil o correr sin freno por el pasillo.

Dicho así pensarás que los niños tienen que aprender a anteponer primero lo primero, y a no dejar las cosas importantes para después.

¿pero te has parado pensar cuantas veces los adultos hacemos lo mismo?

 

El arte de postergar las cosas para “después” o para “mañana” es uno de los grandes problemas que todos sufrimos en mayor o menor medida.

Seguro que si miras a tu alrededor tienes un montón de cosas que deberías hacer, pero que están ahí esperandote sin que encuentres el momento adecuado para hacerlas: la pila de la ropa limpia por doblar, ese cajón que ibas a ordenar, los juguetes viejos de los niños que ibas a donar, o la ropa que ya se le ha quedado pequeña y que todavía está en los cajones mezclada con la que si le viene.

De la misma manera demasiadas veces dejamos las cosas para el último momento, cuando ya no podemos aplazarlas más.

Seguro que te has visto la noche de antes de la fiesta de disfraces de tu hijo cosiéndole el disfraz, aunque has tenido mas de 15 días para hacerlo, o pagando esa factura en el ultimo momento.

A veces les pedimos a los niños que sepan anteponer sus tareas o sus rutinas a sus deseos, cuando nosotros mismos no lo sabemos hacer con la misma precisión que les pedimos a ellos, pero con el añadido de que nosotros somos adultos y supuestamente tenemos un nivel de autocontrol más elevado.

El primer paso para ser organizados, tanto tú como ellos, es dejar de postergar las cosas para después.

 

¿Cuanta gente conoces que se pasa todo el día de aquí para allá haciendo cosas y al final del día se da cuenta de que de verdad no ha avanzado en lo que tenía que avanzar?

A mí me ha pasado , y me juego lo que quieras  a que a ti también.

 

Hay muchas formas de romper con el hábito de dejar las cosas para después. 

Ten en cuenta de que enseñar a tus hijos a afrontar sus tareas y a no postergar aquellas cosas que son importantes, no se enseña de la noche a la mañana.

No lo dejes para unos meses antes de que tu hijo se vaya a estudiar fuera, o que se vaya de casa y vuele solo.

Comienza ahora, cuando todavía son pequeños poco a poco, sin presión, pero con constancia .

Y sobre todo respeta sus procesos de aprendizaje.

¿ cuantas cosas tienes pendientes para un “mañana” que no termina de llegar? ¿ cuantas quieres que tenga tu hijo?

 

 

 

 

 

 

3 cosas que necesita tu hijo para ser organizado

¿Recuerdas como te sentías y que hacías cuando eras niña? ¿te daban muchos abrazos? ¿te castigaban?¿o no? Es difícil ¿verdad? Los recuerdos de la infancia suelen ser pocos y además tendemos a idealizar los mismos.

Es necesario hacer un ejercicio de introspección para recordar que nos gustaba, como el trato de nuestros padres, que sentíamos, como aprendimos… para ponernos en el lugar de los niños.

Es un ejercicio complicado, nuestra niña interior está ahí, dentro de nosotras pero muchas veces oculta en lo más profundo y tan olvidada que es imposible invocarla.

Es difícil pero es necesario si queremos entender y ayudar a nuestros hijos. Nos cuesta desde nuestra posición de adulto entender y reconocer como se sienten y que necesitan nuestros hijos y hay que buscar recursos que nos ayuden.

No te agobies si no puedes recordarte a ti misma de niña, voy a darte tres pistas de lo que necesitaste para aprender, exactamente lo mismo que tus hijos necesitan ahora.

1. NECESITA EJEMPLO

Tus hijos te observan, te copian, te imitan, a ti y a los adultos que tienen en su entorno.

Lo hacen para aprender, para experimentar, dan por válido lo que tu das por bueno y al revés.  Ellos no tienen suficiente información, ni experiencias, ni desarrollo para poder llegar a sus propias conclusiones.

Aunque no lo percibas te observan, aunque no te des cuenta te copian, aunque parezcan distraídos te oyen, aunque estén a sus cosas te imitan.

Incluso un bebe nace con un reflejo para copiar las expresiones faciales, siendo este reflejo la base para uno de sus sistemas de aprendizaje: LA IMITACIÓN.

2. NECESITA SENTIRSE CAPAZ

 Aunque tengamos la capacidad y sepamos hacer una tarea o actividad en concreto, no significa que nos sintamos preparados, que nos sintamos capacitados para afrontarla.

Es necesario que tus hij@s sientan que pueden hacerlo, deben sentirse validos y capaces y para ello es indispensable que tú confíes en que lo lograrán y así se lo trasmitas.

Cuando emprendemos una nueva actividad o reto cometemos errores, todos: niños y adultos. El resultado al principio no suele ser perfecto pero lo será con la perseverancia y la experiencia.

3. NECESITA DIVERTIRSE

Tus hij@s se mueven por impulsos, para experimentar y descubrir el mundo que les rodea y sobre todo tienen una gran capacidad para divertirse con lo que hacen.

El juego va irremediablemente a la diversión. Para que tu hij@ se divierta debe existir un ambiente de seguridad y tranquilidad, debe plantearse como un juego y parecer un juego aunque tu sepas que detrás hay mucho más.

De este modo tu hijo aprenderá más y mejor. Sería interesante que te pararas a pensar un poco  para poder presentar los nuevos cambios o tareas como algo divertido, como un pequeño reto, a los niñ@s les encantan los retos. Donde el único fin parezca que es pasar un rato distendido.

¿Quieres aprender a introducir cambios en las rutinas de tus hij@s? ¿Necesitas que el estrés de tu casa salga por la ventana? ¿Necesitas que tus hijos te hagan caso? Si es así escríbenos

Cristina Núñez

circulocristina

Carta a mis hijos que no llevan su ropa sucia al cesto

Queridos hijos:

He observado que desde hace un tiempo vuestra ropa no llega al cesto de la ropa sucia, lo cual puede suponer ciertas incomodidades. Estas incomodidades puede que me afecten a mi de una manera indirecta, pero creo que vosotros sois los principales sufridores de las consecuencias de este acto, y os voy a explicar porqué.

El no llevar la ropa sucia al cesto tiene como consecuencias:

  1. La ropa no será llevada a la lavadora por mi o por papá, y no será lavada.
  2. No habrá ropa limpia en el armario.
  3. Llegará un día en que no tendréis ropa limpia con qué vestiros.

Sois vosotros los que tenéis que decidir qué os interesa más y qué os reporta mayor beneficio, comodidad y bienestar.

Sé que os encanta cambiar de conjunto a mínima ocasión, y sé que os sentís estupendamente cuando abrís vuestro armario y lo veis lleno de prendas donde elegir para poder combinar y crear esos looks tan estupendos y originales que lleváis. Así que la próxima vez que abráis el armario y os deis cuenta de que la cantidad de prendas para combinar es cada vez más escasa, quisiera que os preguntaráis si vale la pena el tiempo que invertís en llevar vuestra ropa sucia hasta el cesto.

No pienso volver a gritar para que lo hagáis, no pienso volver a repetirlo doscientas veces antes de que os decidáis (como mucho os lo recordaré dos o tres veces) no penséis que me gusta haceros sufrir encomendándoos tan ardua tarea. Sólo pensad en las consecuencias de vuestras decisiones.

Besos y abrazos.

Vuestra madre que os ama.


Esta carta la podría estar escribiendo una madre a sus hijos adolescentes, que seguramente se reirían o se enfadarían.

¿Tú te ves escribiendo esto dentro de unos años?

Yo creo que es sencillo evitar llegar a este extremo si tu hijo que ahora es pequeño (o no tanto) adquiere el hábito de recoger su ropa sucia y llevarla al cesto. Con esto quiero decir que con los hábitos y rutinas que vas introduciendo en la vida de tu hijo ahora, te evitarás malentendidos, problemas y discusiones en el futuro cuando sea un adolescente y entonces sea más complicado que haga en piloto automático estas tareas tan sencillas.

Si quieres auda y acompañamiento en este proceso de poner orden en tu vida y en la de tus hijos, y que no te cueste tanto trabajo que ellos adquieran una serie de hábitos y rutinas que les acompañarán durante el resto de su vida, escríbenos.

Guardar

Enseñame a hacerlo sin tu ayuda .

Muchas veces nos preguntamos que podemos hacer nosotras para ayudar a nuestros hijos en su autonomía o sus ganas de aprender.

Seguro que has visto a niños ya mayorcitos que no son capaces de servirse ellos mismos de una jarra de agua, o que se desesperan por no saber abrocharse los botones.

Hoy vengo a hablarte de un libro que te va a ayudar a que tu hijo adquiera esa independencia que estás buscando, pero no solo eso , también te va a aportar ideas para introducir a los niños las letras, los números, a realizar agrupaciones… y todo ello con la filosofía  Montessori como base.

El libro “Enséñame a hacerlo sin tu ayuda” de Maja Pitamic, incluye rutinas de juego explicadas paso a paso para que tu hijo adquiera mediante el juego todas esas pequeñas cosas que son necesarias para la vida cotidiana

Esta guía práctica se divide en cinco capítulos:

 

  1. -Las aptitudes cotidianas: (colocar, limpiar, trasvasar sustancias, cocinar, vestirse, lavarse, etc.)
  2. -desarrollo sensorial: a comparar texturas, conceptos de forma y tamaño….
  3. – el lenguaje: descubrir e identificar las letras, construir palabras….
  4. -la concepción numérica: clasificar, combinar cantidades y número…
  5. -y los conocimientos de índole científica: comprender el concepto de volumen, objetos que flotan o se hunden….

Está destinado a niños de entre tres y cinco años, pero también lo pueden usar los niños mas mayores, puesto que sienta las bases de los conceptos que después adquirirán en el colegio, pero de una forma manipulativa mucho mas acorde con sus necesidades.

En resumen, este libro te da ideas muy concretas y muy bien explicadas para que tus hijos vayan descubriendo el mundo que les rodea, desde algo tan sencillo como peinarse a lo que significa un globo terráqueo, y ademas en cada ejercicio incluye diferentes grados de dificultad, por lo que lo podrás aprovechar durante muchos años.

Esperamos que te guste y que te aporte herramientas para que tus hijos aprendan a organizar tanto su mundo interior como su mundo exterior, y sobre todo que lo disfruten.

 

 

Pilar

 

firma

 

Como ser efectivo al implantar una nueva rutina

Tu hijo crece día a día y con su desarrollo y madurez cambian sus necesidades y por lo tanto se hace imprescindible ajustar nuestras actividades diarias para dar a tu hijo lo que necesita en cada momento.

Es evidente que las necesidades de un bebe no son las mismas que las de un niño de 2 años. Cada salto evolutivo suele ser una fuente de conflictos y un estrés para las familias, ya que lo que antes funcionaba a la perfección, de un día para otro, ya no es efectivo.

Muchas veces no sabemos qué o como adaptarnos a las nuevas circunstancias para que todo vuelva a ir rodado.

Hoy queremos darte algunas indicaciones para que logres introducir cambios, logrando los objetivos que te hayas marcado.

1 NO PONGAS TODO PATAS ARRIBA

Introducir cambios en una rutina o en la vida en general, sea de un adulto o de un niño tiene un coste.

Si el coste es muy alto porque hay muchas cosas nuevas que hay que hacer de forma consciente, supone un gran esfuerzo e inconscientemente nos bloqueamos y nos resistimos a esos cambios, con lo que tenemos muchas probabilidades de fracasar.

Los cambios hay que introducirlos de poco en poco, mejor de uno en uno si es posible. Observando y evaluando si son positivos y si funcionan. Ajustándolos o cambiándolos si no funcionan.

2. PERDONA Y PERDÓNATE LOS ERRORES

Por la educación que hemos recibido, en general, tendemos a resaltar y dar importancia sólo a los errores que se comete, pasando por alto todos los logros obtenidos.

Es muy importante que seas consciente de los aciertos y logros , por pequeños que sean. Incluso el intento de hacer las cosas debe ser valorado.

No quedarse anclada en los errores  que cometes o que comete tu hij@ es indispensable para que os sintáis validos y capaces.

Tu hij@ debe sentir que es capaz, que sienta que confías en él y para ello primero tienes que perdonarte y perdonar los despistes y errores,  nadie es perfecto!!! NADIE!!!

3. BUSCA LA FORMA DE SER PERSEVERANTE

Este es el secreto para introducir de forma satisfactoria cambios en la rutina diaria.

Tienes que encontrar la forma de recordaros y motivaros en cada cosa nueva que tenéis que hacer.

Tienes que encontrar vuestro método particular y especial, el que os funcione a vosotros, el que os guste y os motive.

 

Cristina Núñez

circulocristina