Cómo nos comunicamos con nuestros hijos marca la diferencia, entre tener una buena relación que les ayude a crecer o por el contrario  jugar una partida interminable de luchas de poder.

Como sabéis en Renovatio le damos mucha importancia a la educación emocional y a  habilidades sociales, como la empatía, la resiliencia o la asertividad.

Hoy vamos a hablar especialmente de asertividad, puesto que influye en gran medida en nuestro día a día y en la visión del mundo que tendrán nuestros peques.

¿Qué es la asertividad?

Pues no es otra cosa que saber defender los intereses propios de una manera respetuosa con el resto de personas.

Pero te sorprenderá saber o imaginar cuánto de acostumbrados están tus hijos a personas que buscan que los más pequeños se comporten como personas sumisas, que acaten las órdenes sin ni siquiera cuestionarlas.

Muchas veces los propios padres fomentamos esta sumisión, cuando para nosotros el hecho de tener hijos obedientes es el culmen de un niño bien educado. Y no hay nada más alejado de la realidad, o por lo menos de la realidad que defendemos en Renovatio.

Para explicarte un poquito más como puedes fomentar esta habilidad social en tus hijos, te voy a poner un ejemplo muy sencillo, que te recomiendo que practiques con tus hijos.

Se trata de enseñar a tus hijos que existen  tres estilos comunicativos:

 

Agresivo (dragón):

Cuando hablamos como un dragón, echamos fuego por la boca, solemos amenazar, gritar, dar órdenes sin contar con los intereses del otro…

Por desgracia es una forma de comunicación que abunda demasiado en muchos hogares e incluso en muchos colegios, puesto que el adulto es el que manda y el resto obedecen.

Es importante que los niños sepan reconocer ese estilo de comunicación, tanto cuando se enfrentan a el , como cuando son ellos los que se convierten en dragones.

Pasivo (tortuga):

La tortuga simboliza la sumisión , puesto que ante el fuego del dragón se esconde en su caparazón y no intenta defenderse.

Si nos paramos a pensar, este estilo de comunicación  ha dado lugar a que muchas mujeres no se sepan enfrentar a hombres machistas  (dragones) , y que hoy en día siguen por desgracia apareciendo en la sección de sucesos de los periódicos.

Por ese motivo es importante que enseñes a tus hijos a detectar a los dragones, para no convertirse o esperar que los demás se conviertan en tortugas.

Asertivo (persona )

 

Por último llegamos al estilo de comunicación asertivo (persona), que es aquel que sabe defender sus intereses, sabe lo que quiere y necesita , pero sin humillar, o pasar por encima de nadie.

La próxima vez que te enfades con tus hijos, te sugiero que antes de pegar un grito, amenazar con quedarse sin tele, o enviar a la silla de pensar, te pares a reflexionar sobre qué ejemplo quieres que ellos aprendan.

Y si son ellos los que se están comportando como dragones, dales el ejemplo de como actuar.

Aquí os dejamos una frase para esos momentos

 

 

PD. Estate atenta al evento online que estamos preparando ,

suscríbete a nuestro boletín para no perderte nada

PINCHA AQUÍ PARA UNIRTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *